UNIÓN MUSICAL SANTA CECILIA DE ENGUERA

Concierto “Retrobem la nostra Música”

Domingo 10 de Junio / 20:00 horas

Plaza Ibáñez Marín de Enguera

Homenaje al maestro

JOSÉ SERRANO

 

PROGRAMA

I Parte

 

*El motete (pd)                 José Serrano

*La mala sombra              José Serrano

*El príncipe Carnaval        José Serrano

 

II Parte

 

*El carro del sol                 José Serrano

*La venta de los gatos     José Serrano

Director: Rafael M. Garrigós García

 

 

José Calixto Serrano Simeón (Sueca14 de octubre de 1873Madrid8 de marzo de 1941) fue un compositor español, conocido por sus más de cincuenta zarzuelas. Autor, entre otras, de las famosas zarzuelas La reina moraLa canción del olvidoLa dolorosa y Los claveles, se le considera el heredero musical de Federico Chueca. Las obras de Serrano, tienden hacia un teatro popular, simple pero cargado de emoción dramática. La influencia de Giacomo Puccini y el verismo italiano es evidente en muchas de sus obras. Compuso el himno de la Exposición Regional Valenciana de 1909, que ha sido adoptado oficialmente como Himno de la Comunidad Valenciana.

Su padre, director de una banda de música en Sueca —su ciudad natal—, fue quien le introdujo en el mundo de la música dándole sus primeras clases, más bien como un juego. Sin embargo, la afición y el interés que mostraba el pequeño José era tan grande que a los cinco años, ya sabía solfeo y a los 12 años tocaba la guitarra y el violín.

En 1889, se trasladó a Valencia para proseguir con sus estudios musicales en el Conservatorio con Salvador Giner. Comenzó a estudiar piano, aunque pronto abandonó este instrumento, y prosiguió sus estudios de violín y composición. En 1892, se trasladó a Madrid con la intención de obtener una beca con la que proseguir sus estudios, beca que consigue del Ministerio de Fomento gracias a la recomendación de Emilio Serrano y que duraría un año. En Madrid, durante esta época y para poder sobrevivir, compone canciones, a 25 pesetas cada una, que servían para promocionar a artistas menores. Durante esta época encontró serias dificultades para triunfar en Madrid por la dificultad de hallar libretistas y teatros donde estrenar. Prestó ayuda a Manuel Fernández Caballero, que padecía una ceguera progresiva, en la composición de su zarzuela Gigantes y cabezudos, lo que le sirvió para darse a conocer en el mundo teatral. Así los hermanos Álvarez Quintero, en un intento de darle una oportunidad, le ofrecieron el libreto de El motete. Estrenada con éxito el 24 de abril de 1900, fue la primera composición de Serrano y con la que se dio a conocer. Más tarde bautizaría a una de sus hijas como María del Motete, apadrinada por su amigo el científico Bernardino Landete Aragó. En 1909 compuso el Himno a la Exposición, pieza estrenada en la Exposición Regional Valenciana, y que sería elegida en 1925 como himno regional. En 1923, la Diputación de Valencia le encargó un himno conmemorativo de la Coronación de la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia. El estreno de esta obra tuvo lugar el 24 de mayo de 1923 ante unas 30.000 personas, constituyendo un clamoroso éxito.

Su figura se va ensalzando y se ve consolidada por la labor llevada a cabo. Compuso obras tanto para el género chico como para la zarzuela grande. Entre ellas cabe destacar: La Reina mora (1903) con texto de los Hermanos Álvarez Quintero, Moros y cristianos (1905); El Perro chico (1905), El pollo Tejada (1906) y El Príncipe Carnaval (1919) en colaboración con Quinito Valverde; Alma de Dios (1907), El amigo Melquíades (1914) —también en colaboración con Quinito Valverde—, La canción del olvido (1916) —con textos de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw—, Los de Aragón (1927), Los claveles (1929) y La Dolorosa (1930).

Los últimos años de su vida los pasó en la localidad valenciana de El Perelló, donde se dedicó exclusivamente a la pesca. Tras detectársele cáncer de esófago, se trasladó en 1940 a Madrid para ser tratado, falleciendo en esta ciudad en 1941.

 

NOTAS AL PROGRAMA

El motete (pd)

El motete es una zarzuela denominada entremés en un acto, con libreto de Serafín Álvarez Quintero y Joaquín Álvarez Quintero y música del maestro José Serrano. Se estrenó con éxito en el Teatro Apolo de Madrid, el 24 de abril de 1900.  Es la primera obra con la que se consagró José Serrano como compositor, logrando entrar en el círculo de los grandes autores del género. El libreto contiene una trama simple en la que se hilan personajes y situaciones, provocando momentos de gran efecto cómico. Pese a ser una obra pequeña, José Serrano demuestra vena lírica y popular creando números interesantes como La canción de la gitanilla, de gran sabor popular.

 

La mala sombra

José Serrano (1873-1941) es uno de los compositores líricos más populares del siglo XX. Llegado a Madrid el año 1895, triunfó en esta ciudad con obras tan famosas como La reina mora, El trust de los tenorios, La canción del olvido o La Dolorosa. A la fama de aquel joven compositor contribuyeron de forma determinante la composición de la música de Moros y cristianos, y los dos sainetes: El mal de amores (1905) y La mala sombra (1906), estrenados en el Teatro Apolo. Caracterizados por la abundancia de música extraída de modelos populares españoles, ambos fueron apreciados por el público por ser auténticos sainetes, en los que se demuestra la maestría teatral de los hermanos Quintero y el ingenio para caricaturizar tipos y costumbres populares andaluces, a través de diálogos ágiles y llenos de situaciones cómicas.

 

El príncipe Carnaval

El Príncipe Carnaval, compuesta por el maestro Serrano en 1920, describe las exentricidades de un joven príncipe que llega a Madrid y propone un viaje por todo el mundo para conocer las fiestas caranavalescas.

Uno de los géneros por los que fue evolucionando la zarzuela, fue la Revista, un espectáculo que combina música, baile y escenas teatrales sin aparente conexión entre ellas y que con antecedentes en el siglo XIX cómo “La Gran Vía” de Chueca, se encamina hacia obras cada vez más frívolas y suntuosas en las que el aparato escénico de luz y color así como el diálogo, se imponen a los aspectos musicales o dramáticos. En este contexto destaca “El príncipe del carnaval”, obra de José Serrano en la que se cuenta cómo un joven príncipe vive en continuo carnaval, en eterna locura realizando un viaje fantástico por las  fiestas de carnaval de las principales ciudades del mundo.

 

El carro del sol

Estrenada el 4 de Julio de 1911 en el Gran Teatro de Madrid. Calificada por algunos como “verdadera ópera cómica española”, esta zarzuela presenta un abanico de melodías de diversos lugares sin moverse del sitio gracias a las posibilidades que el libreto ofrece al compositor, así escuchamos motivos exóticos morunos en la canción mahometana, música andaluza en la romanza de Antonio, o música de sabor italiano en el coro de gondoleros y en la canción veneciana.

El éxito de la obra fue completo y así lo expresó la prensa a través de “El Imparcial” (…..es una zarzuela española, a plena luz levantina, de animados y entonados paisajes, vistos y reproducidos con acierto y sensación del natural….), “ABC” (….el maestro Serrano ha espigado en este campo con exuberante fantasía, con delicadeza y con gracia, dando su parte a la musa popular y redondeando la partitura con ideas melódicas originales que caracterizan su relevante personalidad….) y “El Heraldo de Madrid” (En forma melódica, Serrano acertó con la expresión apasionada en el dúo, dejando a las voces todo su valor, sin que la orquesta las ahogue a pesar de la riqueza y la robustez de las armonizaciones…). Lástima que todo eso cayera en el olvido, salvo la famosa canción veneciana que se ha impuesto como piedra de toque para calibrar la delicadeza y sensibilidad de una cantante.

 

La venta de los gatos

La venta de los gatos de José Serrano, cuenta con un libreto de los hermanos álvarez Quintero, basado en una leyenda trágica de Bécquer y pertenece a un género que apenas cultivó. El autor fue elaborando la partitura entre 1902 y 1909 y más tarde la abandonó, al parecer porque había situaciones dramáticas que no terminaban de funcionar. Sólo en los últimos días de su vida retomó sus apuntes, en los que faltaba prácticamente toda la instrumentación.

Fue Enrique Estela quien la estrenó en Valencia, el 24 de abril de 1943. En otoño de ese mismo año la obra se pondría en el Teatro Madrid de la capital de España. El maestro Serrano completó la partitura y el 24 de abril de 1943 y se llevó a cabo el estreno en el Teatro Principal de Valencia de la ópera en dos actos, con letra de los hermanos Quintero, basada en la famosa narración del gran poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer titulada La Venta de los Gatos. El argumento de la obra era fiel al cuento original. Bécquer dividió el cuento en dos partes. La primera, alegre y optimista, presentaba el amor que sienten Lorenzo y Amparo. La muchacha vive en la sevillana Venta de los Gatos desde que el padre de Lorenzo la rescatase del orfanato. En la segunda, dramática y oscura, Amparo es recuperada por su padre y trasladada de lugar lejos de los suyos. La joven no puede soportar su desdichada situación y muere. Lorenzo cae en la locura cuando contempla su cadáver en el cementerio próximo a la venta.